SOBRE LA REGLA DE "TOLERANCIA CERO"

Se convirtió en una regla tradicional, casi como la de "pieza tocada, pieza jugada", la de conceder una hora completa para asistir a una partida.  Si la partida empieza a las 9:00 a.m., ya los ajedrecistas habíamos asumido como natural que los jugadores podían llegar antes de las 10:00 y podían simplemente empezar a jugar normalmente.  Lo único que había que tomar en cuenta era que a la hora de inicio se ponía a funcionar el reloj del jugador con piezas blancas.  Esto era así, aunque ninguno de los jugadores estuviera presente.  Por mi parte eso para mí representa(ba) un absurdo:  si no está el jugador que lleva piezas negras, también a él debería castigársele con el tiempo que transcurra hasta su arribo.
Sin embargo, desde hace cierto tiempo (Olimpíada de Dresden), la FIDE ha impulsado la regla llamada de "tolerancia cero".  Las partidas supuestamente deben iniciar puntualmente y los jugadores ausentes a la hora de inicio deben perder la partida.  Si ninguno de los dos está presente, los dos pierden.  Esto ha provocado en nuestro país una cierta polémica, aunque se utilizan ciertos argumentos que no tienen peso, como apelar a la "idiosincracia".  En lugar de ese tipo de argumentos, deberían utilizarse algunos que pueden ser más objetivos, como la realidad del mal estado de nuestras calles o el peligro de quedar atrapado en un embotellamiento.  
También se habla de que la regla debe ser introducida de manera paulatina. Eso me recuerda lo difícil que ha sido y sigue siendo hacer valer la regla de la prohibición de celulares y otros aparatos electrónicos en la sala de juego.  Esta polémica sobre la "Tolerancia Cero", en el ámbito internacional ha tenido una discusión más fecunda.  Uno de los argumentos que fueron analizados por la FIDE, fue el de la potencial pérdida de jugadores de ajedrez activos por introducir esta regla.  Ciertamente ellos analizaron solamente la potencial fuga de jugadores con Elo Internacional.  En el caso de la legislación de cada país, (posibilidad abierta por la misma FIDE), lo que hay que analizar es la potencial salida de jugadores con Elo Nacional (nuestro caso).
Aparte de los ajedrecistas que se dedican a esta disciplina con cierto grado de profesionalismo (describámoslo así, para evitar polémicas), como los seleccionados nacionales, los clasificados y algunos jugadores muy fuertes que no clasificaron a la final del Campeonato Nacional, debe observarse que la gran mayoría de los ajedrecistas (los principales "clientes" de la Federación), son estudiantes, padres de familia, empleados públicos o privados.  El tema, para abordarlo correctamente, debe ser analizado desde muchos ángulos.  Uno, entre muchos que se mencionan poco, es el de las características de los mismos torneos:  para nadie es un secreto que la tendencia que se está consolidando de manera abrumadora, es el de torneos de fines de semana, con dos rondas por día.  Eso por sí solo está condicionando muchas cosas, con consecuencias que hay que medir.
No voy a decir en este momento si estoy a favor o en contra de la regla de "Tolerancia Cero", por el fondo.  Lo que puedo decir por el momento es que hay que hacer la diferencia (de forma, pero la forma tiene algo de fondo), sobre los torneos reconocidos por la FIDE y los que son reconocidos por la Federación Central de Ajedrez. En resumen, los que tienen Elo Internacional y los que tienen Elo Nacional.  Cuando lleguemos a tener sólo torneos con Elo Internacional será otro momento histórico.
Los torneos locales, de club o de vecinos, que no tienen árbitros ni serán tomados en cuenta para Elo Nacional, son para el Derecho Ajedrecístico irrelevantes.
Incluso dentro de los torneos reconocidos y organizados por la Federación Central de Ajedrez (con o sin coordinación con otras instituciones), se pueden detectar diferencias.  Por ejemplo:  los Campeonatos Nacionales son diferentes a los torneos abiertos.  Los Juegos Universitarios, Juegos Estudiantiles y los Juegos Nacionales son diferentes a los clasificatorios de tercera categoría de las Asociaciones, y también son diferentes entre si.
También es necesario que los árbitros de nuestro país unifiquen criterios para poder interpretar detalles de esta regla.  
Hay que evitar conflictos innecesarios (y más las abundantes discusiones bizantinas) a la hora de interpretar eso de que el jugador que no está presente a la hora de iniciar la partida pierde, a menos que el árbitro decida otra cosa.
La Comisión de Arbitraje ha recomendado, mientras se llega a un acuerdo formal y definitivo sobre este tema, que el Campeonato Nacional por Equipos utilice la regla de "Tolerancia Cero" únicamente en la sección Premier, que se ha anunciado como válida para el Elo Internacional.
Mientras tanto, le pido a los estimables lectores que se informen más sobre esta regla.  Para eso recomiendo la lectura del excelente artículo publicado en la página de ChessBase:

Comentarios

martha irene ha dicho que…
con esto hay que tener mucho cuidado, porque somos seres humanos, y hay que manejar cierta flexibilidad, pero en algunos aspectos, estoy de acuerdo, la tolerancia debe ser 0, sobre todo si hay vidas de por medio

Entradas populares de este blog

LIBRO "AJEDREZ EN GUATEMALA" DE HANS COHN

JUEGOS DEPORTIVOS ESTUDIANTILES 2009