APOYO AL COMUNICADO ARIAS-VALDÉS

El Campeón Nacional Mauricio Arias y el Subcampeón Nacional Leonardo Valdés, han tomado la iniciativa de exponer sus pensamientos y razones sobre un amplio espectro de temas. Sobre todo se refieren al Campeonato Nacional 2011 y de él parten para exponer los demás temas. A sus opiniones me adhiero plenamente, aunque me gustaría que se ampliaran algunos puntos.

Aunque algunas personas puedan mal interpretar el comunicado Arias-Valdés y este propio como una ruptura con la FCA, nada más lejos de la realidad.  Lo que existe es únicamente una diferencia de criterios sobre algunos puntos que se consideran prioritarios y de las palabras de ellos y de las mías espero que se llegue a la correcta conclusión de que consideramos que existe un buen clima dentro de la FCA para establecer una discusión de ideas de altura y voluntad de hacer bien las cosas.

El análisis de ese espectro de temas, de manera simplista, ha sido reducido a una bizantina discusión de chat.  Algunas personas con buenas ideas han caído en la trampa de reducir su expresión de ideas a la volátil y efímera presencia en el chat, que parece ser considerado por muchos, hoy por hoy, como el barómetro de opinión del ajedrecismo nacional.  En mis intervenciones en el chat he invitado a los demás ajedrecistas, no a renunciar al chat que tanto aman, sino simplemente a expresar sus ideas en artículos de opinión como lo hacen los destacados Maestros Arias y Valdés.  En ese reto intelectual a los "chatistas", pretendo que, al exhortarlos a meditar acerca de sus propios pensamientos, se den cuenta que incurren en muchas contradicciones propias de una conversación pasajera, que es precisamente un chat.  A la hora de hilvanar un discurso coherente, se darán cuenta que existen algunos puntos muy positivos en el actuar de la FCA y también detectarán verdaderos puntos débiles, sin irse por las ramas. Ante un caudal de ideas contradictorias y efímeras, los miembros de Junta Directiva y algunas personas cercanas a ella, no se sienten obligados a tomar acciones correctivas.  Es falaz el argumento de que fue por medio de chat que se forzó a la federación en su momento a rectificar en casos de relativa trascendencia, aunque acepto que tuvo cierto peso.  Hay que recordar que se presentó en esos casos un sin número de cartas públicas por medio de blogs y correos electrónicos, y estoy seguro que mayor peso recayó en estos medios. No hay que olvidar que también existió una gran movilización por medio de miembros de junta directiva, jugadores, dirigentes y asociaciones.  Aunque sea un reducido mundo el nuestro, funcionó algo muy parecido a lo que llamamos en Ciencias Políticas una poliarquía.

La excelente argumentación de los Maestros Arias y Valdés pone el dedo en la llaga.  Hay que dejar de experimentar con el Campeonato Nacional.  El salto probable que se propone de una fórmula a otra para el 2011 no es más que una aceptación tácita de que el sistema propuesto y aprobado para el 2010 no corresponde a un verdadero plan coherente, a un proyecto.  En su momento, yo manifesté que podía entender que existía una cierta voluntad detrás de fomentar una distinta manera de clasificar a la final del Campeonato Absoluto.  Sin embargo, a pesar de haber señalado también en su momento que ciertos detalles no calzaban bien (el Nacional Abierto al mismo tiempo que la Final Absoluta 2010 es un ejemplo, así como el ya aceptado detalle de que faltaron dos rondas tanto en el Metropolitano como en el Juvenil, lo cual no resta mérito a quienes clasificaron con estos torneos), yo consideraba y considero funcional el Campeonato Nacional del 2010.  Para este año, no veo posible ninguna queja más que contra detalles del sistema.  Al observar los nombres de los clasificados no dudo de que podían igualmente clasificar por sus medios aún si esos detalles se hubiesen corregido a tiempo y los veo con grandes posibilidades de luchar por los primeros lugares.  Si la voluntad de algunos directivos y personas allegadas fuese continuar con este sistema, podríamos al menos perfilar que correspondía con el plan que según Dizán Ernesto Alvarado dará resultados dentro de cuatro años.

El punto es que para el año 2011 el señor Mauricio Castro, con toda la mejor intención no lo dudo, nos ha dado a conocer un complejo y radical cambio en el formato del Campeonato Nacional.  Una cosa es dar oportunidad a un jugador de Tercera o Segunda Categoría para clasificar a la Final Absoluta, como se hace con el Nacional Abierto, y otra muy distinta es asegurarles un campo. 

Podemos observar con gran gusto y placer que un jugador de tanta clase como Andrés Durán, ya clasificado a la Final Absoluta, haya quedado Campeón Nacional Sub 14.  Pero eso es distinto a considerar que "siempre" el Campeón Sub 14 tendrá esa calidad o que será un jugador que progresará "sólo" por hacerlo jugar una Final Nacional.  No es cuestión de tener compasión, por tratarse de un deporte de fuerte competición, pero la FCA está obligada a cuidar también a los jóvenes de posibles fracasos que podrían ser traumáticos en lugar de positivos.

Sé que este argumento se podría intentar debatir porque yo estoy abiertamente de acuerdo con clasificar a la Final Absoluta al Campeón Nacional Juvenil.  Pero mi posición es defendible, porque estadísticamente vemos la prueba de que los Campeones Juveniles han sido en su mayoría protagonistas por sí mismos en Primera Categoría.  No tanto así los Campeones Infantiles.

Del comunicado Arias-Valdés debo destacar otro punto muy importante.  Se trata de la función primordial que tiene la FCA de promover el progreso de nivel de los jugadores que se consideran promesas o que son seleccionados nacionales en sus categorías de edad.  Existen muchas fórmulas posibles para establecer procesos estructurales de la Federación Central de Ajedrez en ese campo.  Se rehuye el tema a priori por los supuestos altos costos, pero no se ha realizado ningún estudio serio que pueda sustentar el argumento de imposibilidad por presupuesto.  Conversando con los Maestros Internacionales de nuestro país, y con el destacado entrenador Jorge Ramírez, estoy seguro que la Junta Directiva se encontrará con la sorpresa de poder hacer muchas cosas que hoy consideran imposibles.

Aunque exista una voluntad de eliminar la lista de Elo Nacional, y aunque yo pudiese estar de acuerdo con su eliminación dentro de algunos años, no son pasos positivos los que vienen a forzar la marcha.  Existe en Costa Rica una estructura competitiva que ha demostrado ser relativamente funcional.  Esa estructura está basada en la lista nacional de escalafón Elo, como criterio principal.  Es más fácil perfeccionar ese criterio que buscar sustituirlo, vigilando su integridad como parámetro de comparación y reconociendo la existencia de una categoría o dos por encima de la llamada Primera Categoría. Buscando fórmulas que vengan a abolir de facto el valor del Elo Nacional sólo lograremos crear mayor incertidumbre. Además, para poder sustituir al Elo Nacional con el Internacional, debe aclararse cómo quedaría la nueva estructura competitiva, o bien promover un gradual cambio por medio de un plan que procure una convergencia en un determinado plazo.

Existe un debate sobre un cambio generacional, anhelado por muchos. Pero en ese sentido, en busca de la calidad, el tiempo de todas maneras es el verdadero aliado.  Sin buscar echar flores a los más destacadados jugadores, debe reconocerse en primer lugar el enorme esfuerzo personal que cada uno realizó para superarse.  Ese esfuerzo por regla general significó la lectura de muchos libros, revistas y pesado trabajo frente a las bases de datos. Esfuerzos personales para asistir a torneos internacionales incluso pasando penurias.  Esa voluntad de superación y sacrificio es necesaria.  No digo que los jugadores jóvenes deban pasar dificultades económicas como nosotros en la participación en torneos internacionales.  Lo que digo es que deben estudiar, entrenar, superarse.  Los jugadores deben buscar su ascenso en Elo, por ejemplo.  El logro de metas no hay que ponérselo al alcance como en oferta especial.    Si existe algún "privilegio" fue ganado en el tablero. Cuando alguien pierda un "privilegio", que también sea frente al tablero.

Yo se que hay algunos jugadores jóvenes que tienen la voluntad de progresar y pretenden competir "sin muletas".  Sé que tarde o temprano ganarán su lugar y que nos desplazarán en la integración de la Selección Nacional.  Eso es natural.  Lo que no es natural, es que la FCA no aproveche a los jugadores con experiencia (y ya entrenadores), para crear una estructura que asegure un progreso en nivel a un ritmo mayor al actual.

Espero sinceramente que el debate de estos temas transcurra con normalidad y de manera abierta.  Espero que el funcionamiento de las diferentes comisiones facilite esta labor al descentralizar el debate y extender los espacios de toma de decisiones.  Hay que recordar que la propuesta del señor Mauricio Castro no es más que la primera propuesta que surge sobre el Campeonato Nacional 2011.  Por mi parte, propongo que se continúe con el formato del 2010 "mejorado" (nueve rondas como mínimo en los torneos de clasificación y el nacional abierto en fecha distinta a la final absoluta), y así ya tenemos una segunda propuesta.

Si logramos hacer que el debate sobre el formato del Campeonato Nacional pase a segundo plano, me parece que la FCA podrá dedicar sus esfuerzos a buscar los patrocinios que se necesitan para garantizar que exista un aliciente económico para participar en la Final.  Eso, aunque no lo crean algunos, puede ser más importante para muchos jugadores que pequeños detalles del formato.  Y esa afirmación es válida tanto para los "viejos" como para los jóvenes.

Pasar la página pronto en lo referente al formato del Campeonato Nacional, nos permitirá entrar a considerar otros temas de trascendencia.  Por ejemplo, la calidad de los torneos de categorías menores se podría beneficiar si en febrero o marzo se realizan los concursos para saber dónde se realizarán los correspondientes al 2011.  Los posibles organizadores se beneficiarían de contar con un buen tiempo para buscar patrocinadores y mejores condiciones para los jugadores.

También tenemos el tema en la mesa de las propuestas sobre el reglamento de Juegos Deportivos Nacionales.  Propuestas que el señor Dizán Ernesto Alvarado nos ha comunicado que tienen plazo de presentarse hasta el 20 de febrero.  Así pues, debemos intentar superar la discusión de algunos temas, para poder atender otros tan importantes como aquellos.

Alexis Murillo Tsijli
Maestro Internacional de Ajedrez

Comentarios

Entradas populares de este blog

LIBRO "AJEDREZ EN GUATEMALA" DE HANS COHN

SOBRE LA REGLA DE "TOLERANCIA CERO"

CAMPEONATO MUNDIAL JUVENIL ATENAS 2012 IN SITU