FELICITACIONES AL CLUB METROPOLITANO DE AJEDREZ

El Club Metropolitano de Ajedrez ha promovido una verdadera renovación del ajedrez nacional desde que abrió sus puertas. Sus acciones han provocado cierta atmósfera de competencia en toda la comunidad y desde luego se convirtieron en el parámetro de comparación sobre la calidad de la actividad deportiva y administrativa deseable.
Todavía falta mucho por hacer, ciertamente, pero ese club va muy bien encaminado. Varias Asociaciones y muchos ajedrecistas confluyen de diferentes maneras en sus actividades y hasta los más escépticos han aceptado la idea de que este club llegó para quedarse.
En el mundo ideal, faltaría una oficina para la Federación Central de Ajedrez. Me refiero a un centro administrativo separado de la idea de un club, aunque físicamente podría estar cerca o dentro de uno.
Recuerdo que ese ideal no es tan utópico, porque cuando la Federación Costarricense de Ajedrez se encontraba en la sede de la Asociación Central de Ajedrez, 50 metros este del Hospital San Juan de Dios, sobre la Avenida Central en los altos de la Relojería Channel (no sé si esa relojería existe todavía), se realizaban torneos pequeños y grandes (a veces varios al mismo tiempo), se realizaban reuniones de Junta Directiva, se jugaban pimpones y había una sodita. A veces se podían ver todas las actividades simultáneamente. Cuando el ajedrez nacional abandonó esa sede, retrocedió tanto que...
Bueno, quizás sea cierto que alguna oficina nos darán en el nuevo Estadio Nacional. Ojalá.
Mientras tanto, los señores Diego Redondo, Jonathan Carvajal y David Rodríguez deben seguir por el camino derecho que han tomado.
Y también quienes impulsan al CMA (más o menos Renovación), los señores Luis Padilla, Mauricio Castro, Ernesto Alvarado, Carlos Minero y el famoso etcétera no sólo esperamos que sigan por ese buen sendero, sino que reciban más apoyo de la comunidad.
Ahora nos anunciaron un evento grande, de dos torneos paralelos por invitación con Elo internacional.
Me alegra mucho ver en su anuncio en el Blog AjedrezUniversal que tienen como meta que el Elo Nacional desaparezca en beneficio de adoptar el Elo Internacional. Esa idea la he promovido desde hace varios años. En los últimos dos años insistí mucho sobre ella sobre todo en Cartago, medio en el que me relaciono más. Como existen varias dificultades iniciales (que tienen más que ver con la percepción que con los hechos), una idea de este tipo no solo encuentra la indiferencia de algunos, sino que, sobre todo, el rechazo de muchos. "Dolarizar" el Elo es lo mejor que podemos hacer. Si existen dificultades para todos los jugadores costarricenses para avanzar en el ajedrez mundial, debemos identificar que una de las principales es nuestro subvaluado Elo Internacional. No me refiero a uno o dos casos particulares, me refiero al promedio. Es muy difícil para los jugadores más jóvenes contar con un Elo Internacional que refleje su progreso y que lo acerque a la meta de un título internacional. También es muy difícil para otros jugadores veteranos mantener su propio Elo porque cuando esporádicamente se hacen torneos con Elo Internacional la expectativa es muy alta. Esto incluye hasta la misma Final del Campeonato Nacional.
Además, tenemos varias situaciones absolutamente ridículas. Nuestro mejor jugador, Alejandro Ramírez, Gran Maestro y por mucho el primer Elo Internacional de Costa Rica, está subvaluado en la lista de Elo Nacional.
Adelante con este proyecto a los señores del CMA y ojalá la comunidad nacional lo apoye, o al menos acepte la discusión seria del tema.
Aparte de eso, dado que la Federación Central de Ajedrez no cuenta con personal ni sede, debo señalar que existe un riesgo grande de pérdida de documentos de valor histórico. Aunque se utilizara el Elo Internacional, ese riesgo no deja de existir. La necesidad de un archivo único, que no sea simplemente una bodega, es muy grande. Las planillas de partidas, las tablas de los torneos, libros de actas y correspondencia con cierta antigüedad, amén de fotografías y las mismas listas de Elo. Todo eso se debe conservar y procesar para utilizar la información valiosa en provecho de nuestros jugadores y de los formadores (llámense entrenadores, árbitros, directivos). Aunque se lograra contar con una oficina espaciosa en el Estadio Nacional con lugar suficiente para un archivo, ¿quién estaría en disposición de procesar los datos históricos, las partidas y las estadísticas?

Comentarios

Entradas populares de este blog

LIBRO "AJEDREZ EN GUATEMALA" DE HANS COHN

SOBRE LA REGLA DE "TOLERANCIA CERO"

JUEGOS DEPORTIVOS ESTUDIANTILES 2009