¡PARQUE DEL NORTE CAMPEÓN 2009!



El equipo Campeón Nacional, Parque del Norte.
Leonardo Valdés, Carlos Dávila, Efrén Solís,
Ernesto Alvarado y Alexis Murillo.
Junto a ellos el Presidente de la FCA
Diego Redondo.


Recordamos que los Campeonatos Nacionales por Equipos hace muchos años eran sumamente disputados. En los años ochentas todavía se utilizaban más rondas para dirimir el primer lugar. En 1986, por ejemplo, el equipo Soda Palace logró el título con 41,5 puntos de los 56 en disputa. En ese equipo había buenos jugadores, pero la única "estrella" era Maynard.

No había tantos equipos como hoy en día pero eran, por decirlo de alguna manera, "más parejos". Y es que, recordemos algo importante, en general el ajedrez costarricense es bastante bueno en todas partes. A diferencia de otros países vecinos, la práctica del deporte ciencia, aunque no es masiva, si está extendida por todo el país. En gran medida esto es así, entre otras razones, precisamente por el Campeonato por Equipos. Las visitas recíprocas obligaron a todos los jugadores importantes desde 1965 a jugar partidas fuera de San José.

Hoy, se redujo tanto el número de rondas como la cantidad de visitas y se está rompiendo con una tradición que ha sido muy valiosa. Por otro lado, en los años noventas se empezó a romper un tanto el equilibrio entre los equipos, al establecerse algunos muy fuertes (aunque eso ya había pasado antes, por ejemplo con el Álamos en los setentas). Cuando en el equipo de la UCR se reunieron Leonardo Valdés, Bernal González, Francisco Hernández y Alexis Murillo, con Mauricio Arias como suplente de lujo, simplemente se estableció un dominio absoluto por varios años. Era casi la Selección Nacional, a falta de Sergio Minero.

Ese dominio lo disputaron Coronado y el Capablanca, pero realmente no lo amenazaron. Este grupo se separó finalmente y volvió a establecerce cierto equilibrio. Pero queremos que no haya confusión. Equilibrio no significa que no existieran o existan hoy equipos que son líderes. Lo que queremos decir es que les cuesta mucho imponer con facilidad el título porque hay otros equipos que les logran, al menos, arañar "alguito". En ese sentido el sistema suizo ha sido en parte apropiado, porque va separando a los mejores equipos de los demás, que van quedando rezagados. Esos otros equipos rezagados, por los cuales el número de participantes ha crecido mucho, son muchas veces formados por jugadores que apenas van dando sus primeros pasos o que ya desean medir fuerzas contra jugadores más experimentados. Es aquí donde falla el sistema suizo, que evita que ese contacto se dé en mayor cantidad.

Lo que ha sucedido en los últimos años es que el número de equipos que buscan disputar el título o los primeros lugares ha aumentado. Gracias a la labor que muchos entrenadores de ajedrez han realizado con jugadores jóvenes la cantidad de jugadores con cierta fuerza ha aumentado. En ese sentido, el trabajo realizado por los diferentes Maestros Internacionales y el impulso en el ánimo general que significó el título de Gran Maestro de Alejandro Ramírez, han sido muy significativos. Amén de la omnipresente Internet, las bases de datos y los módulos de análisis. Por supuesto que el ajedrez de hoy es en Costa Rica más duro. Esto es una fuente de motivación extraordinaria para los verdaderos amantes del ajedrez como nosotros.

En el último lustro se está consolidando una tendencia que hay que sostener: los principales equipos contratan jugadores y cuentan con patrocinadores.

Esta tendencia es muy positiva en general (no se benefician sólo dos o tres jugadores, sino una pluralidad creciente). Quizás esta tendencia termine por establecer categorías de equipos, franquicias, fichajes. Tal vez se establezcan etapas clasificatorias. Puede ser que hasta se logre pronto organizar una hexagonal final en un hotel en Guanacaste con transmisión en vivo...

Este año vimos un gran avance. La Constructora San Francisco acarició el título. A Mapache también se le antojó. Los equipos de Alajuela y Las Brumas fueron extraordinarios protagonistas. Destacados Naranjo, San Rafael de Heredia, la eterna UCR y perdón por no poner todos los nombres que lo merezcan.

Parque del Norte se llevó las palmas de manera muy merecida. Hay quienes creyeron que se trataba de un equipo armado a la carrera, sin cohesión. Olvidaron que la mística que caracteriza a los jugadores de primera categoría y maestros es constante. Alguno puede tener un tropezón pero siempre está listo para levantarse. Olvidaron que desde el principio el equipo tenía vocación para el primer lugar. Olvidaron que un dirigente se preocupó por brindar a los jugadores las mejores condiciones y sobre todo el apoyo moral.

A Dizán Ernesto Alvarado Rodríguez muchos lo vieron como un simple contratista. Otros pensaron que formó a este equipo con segundas intenciones políticas. Se equivocaron. Fue el alma del equipo. Se concentró y permitió a todos los jugadores concentrarse, en el ajedrez. Vivió intensamente todas las partidas y siempre tuvo palabras de aliento para todos los integrantes.

Y los integrantes, claro. Todos con ambición y deseos de triunfar. Ajedrecistas que viven sus partidas. Efrén Solís, quien obtuvo merecidamente el título de Maestro Nacional. Rommel Castillo, fino y peligroso jugador. Jaime Vaglio, calidad perenne. Murillo como siempre con nervios de acero en los cierres de torneo. Carlos Dávila, verdadero gladiador del ajedrez nicaragüense. Y Leonardo Valdés, siempre paciente y sólido.

En otro blog, un buen amigo nuestro, cercano al equipo Mapache, parece lamentarse en cierta forma de una desafortunada jornada para su equipo en las últimas dos rondas jugadas en el Instituto Tecnológico. También parece hacer eco de las lamentaciones de Constructora San Francisco. Que si se volcó la tortilla en una partida ganada, que si unas tablas milagrosas.

Otros, durante el torneo, se atrevieron a decir prematuramente que no servía tener tantos MIs en un equipo. Al final, los MIs pesaron, y mucho. Pudo suceder desde antes. También los jugadores del Parque del Norte perdieron algunos puntos desde posiciones si no aplastantes, si muy ventajosas. Pero el deporte, y específicamente el ajedrez, son así.

Se impusieron precisamente los que son más conscientes de las dificultades que siempre hay para obtener un primer lugar, un Campeonato Nacional de cualquier tipo y categoría.

Nosotros felicitamos no sólo a los campeones sino a todos los participantes. Este fue un excelente torneo, donde se vio mucho ¡Ajedrez del Bueno!

Felicitaciones a la Federación Central de Ajedrez por la exitosa organización.

Congratulaciones especiales al Instituto Tecnológico de Costa Rica que dio un paso adelante al facilitar sus excelentes instalaciones deportivas para la jornada de cierre.

Y felicitaciones a doña Jénnifer por el buen café.
Parece que como colorario este campeonato dejó algo más. Un acercamiento entre distintos dirigentes del ajedrez nacional para llegar a acuerdos. ¡Enhorabuena!

Comentarios

Entradas populares de este blog

LIBRO "AJEDREZ EN GUATEMALA" DE HANS COHN

SOBRE LA REGLA DE "TOLERANCIA CERO"

CAMPEONATO MUNDIAL JUVENIL ATENAS 2012 IN SITU